Descripción del procedimiento 

La técnica de soldadura por ultrasonidos para plástico se incluye en el procedimiento de soldadura por fusión. El procedimiento se basa en la transformación de la energía de fricción y vibración en calor. Las vibraciones de alta frecuencia generadas por el sistema ultrasónico se transmiten por presión a través de la herramienta de soldadura, llamada sonotrodo, a las piezas que se desean unir, lo que produce una vibración relativa en la zona de unión. La microfusión derivada del calor de fricción forma una barrera contra las vibraciones de modo que la energía vibratoria se absorbe y se transforma en calor, lo que hace que el contorno de soldadura se funda en décimas de segundos y, con ello, se produzca una unión a nivel molecular. Por lo general, las piezas de plástico que se vayan a soldar deben presentar un contorno de soldadura acorde con el tipo de material y con los requisitos establecidos en cuanto al cordón de la junta.

Método longitudinal 

Esta es una conocida forma de soldar piezas de plástico por ultrasonidos. Por lo general, todo el sistema de soldadura está dispuesto en vertical. En la técnica longitudinal, las vibraciones se conducen en vertical hacia las piezas que se vayan a unir, y el cilindro mueve todo el sistema en el eje de soldadura sobre la pieza superior, con lo que genera la presión de soldadura.

Ámbitos de aplicación 

La soldadura de plástico por ultrasonidos se puede utilizar con prácticamente todos los termoplásticos. A la hora de configurar juntas de piezas de trabajo a partir de plásticos semicristalinos, es necesario tener en cuenta que el comportamiento de soldadura de este tipo de plásticos se diferencia fundamentalmente del de los plásticos amorfos.

Las estructuras soldadas mediante el procedimiento longitudinal y el torsional son muy distintas entre sí.

En cierta medida, también es posible unir distintos tipos de termoplásticos (plásticos amorfos). El Duroplast no se puede soldar con ultrasonidos.

Actualmente, la tecnología de unión por ultrasonidos se utiliza en todos los ramos de la industria en los que se procesan plásticos.

Ventajas para el cliente

  • Proceso óptimo para una aplicación personalizada (método longitudinal o helicoidal)
  • Innovación: «Soldadura helicoidal»
  • Alta velocidad de trabajo
  • Calidad alta y constante mediante control de procesos permanente
  • Unión de confianza
  • Uniones estancas, incluso con restos de producto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario